Textos / Crónicas por Verónica Meloni

Para el ciclo del 2013 convoqué a Verónica Meloni para aportar en la documentación del ciclo desde su mirada de artista, artista de performance y formadora en esa disciplina desde su taller Acá-Ahora-Esto. Me interesaba precisamente desde ese perfil obtener su mirada sobre los trabajos presentados en el ciclo y a la vez que funcionen como devolución a los artistas participantes.

aún 1a

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aún sin título día 1

 

Sala 1 – Natalia Primo

Memoria 2013/220 noches + 1.

 Espacio: – una bolsa de dormir color rojo – un libro de actas color negro.

Iluminación: /escénica/ División: enfocada en los objetos, sala en penumbras.

19:15hs

El público va ingresando en la sala sin ser avisado.

Sala: Natalia está dentro de la bolsa de dormir. Se puede ver su cabeza apoyada de costado por el agujero que hace de cabecera de la bolsa. Afuera de la sala el publico habla, adentro permanece en silencio. Se escucha una música de algún aparato de sonido que no está en la sala.

Algunos de los que ingresan se sientan y otros quedan de pie, todos se acomodan formando un rectángulo de cuerpos contra una de las paredes. Silencio dentro y fuera de la sala. No, la música sigue. Luego empiezan a escucharse los disparos de una cámara fotográfica. El fotógrafo que registra la acción está ahora disparando al público.

Veo unas copas de vino en una mesa fuera de la sala, voy a buscar una. Salgo.

Cuando vuelvo a entrar todo está como antes. Alguien empieza a repartir sobres de papel entre el público. Agarro uno, en el sobre se lee “datos confidenciales”. No lo abro. Ahora el sonido es de muchos sobre que se abren. Silencio, todos leen. Abro mi sobre, hay 2 textos, uno con datos numerados…como una estadística sobre sueños y noches relacionados con una madre. Otro texto con una receta para soñar lo que uno desea.

Bebo mi vino, el público ya no está en silencio algunos hablan en voz baja con el que tienen al lado, otros vuelven a leer el contenido de su sobre.

El cuerpo sigue inmóvil dentro de la bolsa de dormir roja. Intuyo su respiración, la veo. El silencio sólo se rompe con el disparo de la cámara fotográfica. Algunas personas salen de la sala. Algunos entran.

El cuerpo apenas se mueve. Sus movimientos no dicen anda, no están producidos. No hay lenguaje. No puedo leerlos porque no se me ofrecen para eso. Afino mi percepción, las curvas modeladas de tela roja satinada se elevan casi un centímetro con cada inhalación y descienden –casi- otro centímetro en la exhalación.

Excepto por este desierto de dunas de tela roja que ascienden y descienden por la respiración, nada sucede. Se nos han ofrecido sólo dos cosas: unos datos sobre el sueño y el transcurso del tiempo.

Se abre una puerta en la esquina de la sala. La puerta comunica a la sala siguiente, donde está programada la otra presentación de esta jornada. Es Lucrecia Requena quien se asoma y luego de unos instantes nos invita a pasar con un gesto. El público sale y entra. Como una peregrinación. Aquí queda la bolsa roja-desierto-respiración. Voy a la otra sala.

Sala 2 – Lucrecia Requena.

El ahora consumado.

 Espacio/ Elementos:

-video proyección (cables y dispositivos a la vista)

Objetos:

Una mesa con objetos varios

Una mesa con un mantel doblado

Sillas

Sillón tipo sofá

Un velador de pie

Sillas en dirección al proyector

Iluminación: luz que arroja la proyección. Velador de pie encendido.

El público ha ocupado las sillas y el sillón, algunos se sientan en el suelo, unos pocos parados apoyados contra las paredes. En el video una chica habla. Algo sobre los abrazos. Es una entrevista. Una pregunta sobre el final. La chica dice algo sobre un atardecer. Algunos en el público ríen por algunos gestos exagerados de la chica del vídeo.

El rostro del entrevistado en primer plano. Otra entrevista, otra chica. Hablan sobre la muerte. Se suceden palabras, gestos, rostros que nos hablan y la voz de la entrevistadora que reconozco como la de Lucrecia.

El video se tilda, se pierden algunos cuadros, el sonido sigue siendo bueno, se pueden escuchar los diálogos.

En una zona en penumbras de la sala, Lucrecia empieza a acomodar una mesa, unas sillas, un mantel. El público mira el video sin percibirla.

En la proyección, otra chica y más preguntas sobre la muerte. Luego un chico (chico-chica: hombre –mujer joven) responde las preguntas.

Lucrecia entra en la cocina, la puerta emite un sonido, nadie del publico se dá vuelta para mirar. Lucrecia sale de la cocina con tazas pequeñas de café y las coloca en la mesa. L está parada en la penumbra, al lado de la mesa, el público mira hacia la luz (proyección). El chico del video habla sobre la vida y la muerte. Lucrecia entra a la cocina de nuevo, trae a la mesa una tetera y otras tazas, el ruido de vidrios de estos objetos hace que el público empiece a tener conciencia de esa presencia, de esa acción. No dejan de mirar el vídeo.

Lucrecia no está en el espacio “escénico”, apoya una jarra de aluminio sobre la mesa. También unas canastas con algo que supongo comestible.

Sigo bebiendo mi vino. No sé cuánto tiempo ha pasado. No llevo el celular ni reloj encima.

En el video se siguen sucediendo rostros que contestan sobre el mismo tema. Lucrecia está parada al lado de la mesa y mira el vídeo. Voy a prestar atención al vídeo por primera vez, escucho: “Si te quedaran 50 minutos antes de que se termine todo qué harías?. No puedo prestar atención, miro a Lucrecia que está sirviendo té o café en las tacitas.

Hay aproximadamente 35 personas en la sala. El público ríe, Lucrecia también (con sonrisa de complicidad, intuyo que tiene una relación de afecto con los entrevistados)…todos miran el vídeo. Lucrecia ahora es una más del público.

La mesa está servida. No hay nadie tomando fotos acá. No escucho disparos al menos o le desconfiguraron el sonido. Seba está filmando. El video ha terminado.

Lucrecia hace algunos clicks en la computadora y la proyección desaparece. El público se mueve en sus sillas, giran sus cabezas. Lucrecia va hacia la pared y enciende algunas luces, invita a todos a acercarse a la mesa, muchos se acercan cargando sus sillas. Lucrecia tiene unos papeles en la mano (no ví de dónde los ha sacado), tienen un texto, lo lee, se apoya en la mesa para leer. Un título: “revoluciones internas”. Luego dice: “la poesía fue innecesaria, pero los invito a tomar algo conmigo”. Se sonroja. Somos muchos para esa mesa. Algunos quedamos en nuestros lugares sin acercarnos. Lucrecia dice algo sobre el encuentro. “el ahora consumado no es otra cosa que la muerte”.

Hace al público las mismas preguntas del video. Explica el video. Replica muchas cuestiones que ya vimos, nos cuenta sus intenciones. Bromea sobre su propuesta, el publico la escucha y algunos sonríen. Todos empiezan a hablar sobre “el final”.

Es como si Lucrecia quisiera prolongar lo que planteó en el vídeo a la conversación, al acontecimiento. Prolongar la consumación de algo. (…) El público participa, contesta preguntas. A todos parece gustarles responder, participar. Se producen algunas discusiones sobre el tema propuesto.

Voy a la otra sala.

Natalia está en la misma posición. Las dunas ascienden y descienden. Acá también se prolonga algo. Hay una conexión entre las acciones, al menos yo la intuyo: todo las conecta. Sonrío de pensar que Naty podrá leer esto. Me quedo observándola un rato más.

Soledad se acerca y me pregunta si estoy bien. Le contesto que sí. Me siento cuidada en este lugar, como desde el comienzo en este ciclo sin título que nunca lo tendrá, mejor así. Me dirijo a la otra sala, en el camino veo a Claudia, a Luciana y las saludo con abrazos.

En la sala de Lucrecia, el diálogo sigue. Pienso, no hay tema más en común que la muerte. Alguien del público habla sobre el registro y la memoria…los diálogos adquieren distintos niveles de intensidad y compromiso con el debate…los escucho de a ratos, voy filtrando para no perder objetividad en mi relato, voy a la mesa con objetos que no han sido usados aún. Escucho “todo escapa de nuestro control” “decidir si quedar vivo”. Me siento en el suelo a escribir.

Tengo conciencia de que estoy registrando, debo hacer una especie de crónica, me limito al registro o al menos lo intento. No puedo dejar de leer esto como una obra de arte contemporáneo, como un acontecimiento artístico.

Me pregunto si alguien asociará el tema con lo que está sucediendo (contenido-forma para decirlo pobremente) Yo estoy acá para eso.

En el grupo de los dialogadores, Dante pregunta: “por qué estamos acá?” Yo pienso en el alcance de ese “acá”. Estoy midiendo una conversación, abstrayendo. Mucho mejor, porque alguien está hablando sobre las “larvas” .

Recuerdo esta frase de mi padrino mágico: “es mejor matar una conversación, que verla morir”.

Basta, no escucho más.

Bueno, esto no es fácil. Eva habla del duelo. Lucas de “la previa”. Gabriela del culto a la muerte y la presencia del muerto.

No doy más de las ganas de hacer pis.

Lucrecia dice “gracias”. Todos aplaudimos.

Voy al baño. Salgo. Hago un poco de sociales, hay mucho público y muy variado en Documenta hoy. La casa está llena. Naty sigue en la bolsa. Algunas chicas le hacen compañía de cerca, sentadas a su lado, en el suelo. Salgo. Me fumo un pucho. Hago sociales. Vuelvo. Veo a Natalia parada charlando. La saludo con un abrazo, saludo a Lucrecia también, unos metros más allá. Saludo a todos lo que se me cruzan en el camino a la salida. Pregunto la hora. 20:47.

Estoy en la calle.

Verónica Meloni

Agosto 2013.

aún 2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aún sin título  día 2

 

Dante Area Ricciardi (patio)

De momento

 

Paulina Viale (sala1 y patio)

Elijo, El Hijo, Elijo…yo tengo el poder

 

Espacio:

En el patio de Documenta están todos los elementos que están normalmente: sillones de jardín, macetas c/plantas, sillas.

Una proyección fija (A) ocupa el 70% de la pared más grande del patio. 4mts de proyección aproximadamente. Las luces generales están apagadas. La luz es la que entra por las 3 ventanas de la sala 1 y la puerta que da a la recepción.

Hay otra proyección fija más pequeña (B) en una de las paredes laterales, de metro y medio en su lado más largo.

Otra imagen/luz –proyección- (C) recorre las paredes de todo el patio.

La imagen (B) ahora muestra una familia en un pasillo con vegetación.

Hay dos personas haciendo funcionar los dispositivos que proyectan las imágenes, no soy experta en el tema, pero parece cine expandido o algo así.

En una de las ventanas hay una notebook y un proyector, sobre una mesa otro proyector y otro aparato similar –raro para mí- que proyecta imagen. 3 proyectores en total.

8 personas están en el patio, una persona entra ahora con un parlante.

19:19hs

Entra Dante, saluda a casi todos. Bebo una copa de vino.

En el suelo cerca de una pared hay objetos varios: atrros de pinturas, un espejo, un vidrio entero y otro roto, una paleta tipo de pintores de caballete, una máscara de plástico de figura de conejo, un rociador con un líquido rojo. Ahora alguien los lleva a una mesa al lado de la mesa del proyector raro. En al mesa hay un espejo de mano.

La proyección (A) se ha movido de lugar.

 Sala 1

Espacio:

Hay 3 mesas cuadradas con 2 a 4 sillas cada una. Un parlante de donde sale una música tipo pop, canta una chica. El volumen es alto. Contra una pared hay un sillón tipo sofá negro. La iluminación es general. Lo que sale del parlante es el sonido de una radio “Música Gladys”…o un segmento de radio loopeando. Sí, se repite cada tanto.

Hay otra mesa contra la pared, 2 sillas, aproximadamente 8 personas, entre ellas Paulina. Conversan, recorren la sala.

Bebo mi vino.

Por la ventana que da al patio, veo a Dante acomodando un reflector de cuarzo en un trípode amarillo. Las personas se saludan, sonríen.

19:30hs.

Paulina tiene unos papeles en la mano, parecen volantes, camina por la sala y el patio y va dejando esos papeles en los bolsillos de algunas personas. Ahora le está atando las manos por detrás del cuerpo a un chico, las sujeta con un precinto plástico, a manera de los presidiarios. Por los gestos de las personas involucradas en este acto, parece que Paulina les pregunta/propone amarrarlos, algunos acceden y otros se niegan. A un chico que acaba de negarse Paulina le coloca un volante en el bolsillo.

Una chica del público canta sobre la canción de la chica pop, está en al sala, la veo por la ventana. Hay varias cámaras, cuento 4. Dante acomoda unos objetos en el suelo del aptio, acá todos parecen estar “montando” algo. Música Gladys sigue sonando. Adentro en la sala las personas conversan. Paulina también, es una más del público.

Gladys se apagó.

19:36hs

Me sueno los mocos. Escribo esto último porque retumbó algo mi acción: percibo que de repente hay un silencio, algo pasa. Voy al patio, sonidos como de aparato tildado. Intermitencia, sonidos de disparos, las cámaras y sus portadores toman demasida presencia. Dos chicas disparan sus cámaras retratándose en esa acción, enfrentadas. Dante está en el medio del patio, parado, hay una silla con objetos a su lado. El público “se abre” se va produciendo esa especie de rectángulo humano contra las paredes tan típico en estos acontecimientos. Retroceden. Se alejan de lo que perciben como “la cosa que va a pasar”.Alguien me dijo una vez: “es el terror de participar en una perfo” “nadie quiere que lo ensucien, lo manchen, lo manoseen” (Jajaja. Yo tampoco.) Me siento en el suelo apoyada en una maceta y escribo.

Ahora hay una luz escénica que divide en dos el patio. Las personas siguen manipulando aparatos. Dante se sienta en una silla y escribe en un anotador. Sonidos. Música. Algo.

Una de las personas se coloca una máscara de tela blanca, como una capucha que cubre el rostro. Las fotógrafas están adelante mío y no puedo ver lo que sucede. Se apagan las luces, se encienden las proyecciones. Hay otra persona con careta de conejo, y 20 personas del público contra las paredes. Dante tiene una boina blanca sobre la cabeza. Sonido de cajita de música. Dante se saca la boina, se para, manipula algo que no puedo visualizar, él está algo encorvado, la cabeza agachada sobre eso que tiene en la mano, su espalda es una curva. Hay iluminación enfocada en lo que tiene en la mano. Ahora veo: es una manzana, la está “trozando” con algún instrumento. Dante gira su cabeza como buscando algo, le pide algo a alguien. Se enciende el reflector de cuarzo. Dante busca algo en la manzana. Sus manos tiemblan. Es como que selecciona restos de la manzana, de lo que era una manzana. Cuenta con el dedo, mmueve los labios. Se sienta de nuevo en la silla, el reflector se apaga, Dante anota algo en su cuadernito. Hay sonidops e imágenes que acompañan la acción. Dante le dice algo al oído a una de las fotografas, que a esta altura diré que son como sus secretarias. La fotografa se dirige a una persona y le dispara como 15 fotos con flash a un metro de distancia. Es una mujer de mediana edad, ella, la mujer, no se mueve. Dante sigue escribiendo, la persona de la máscara de conejo manipula un espejo y una lupa generando imágenes sobre la pared. Dante enciende el reflector, la luz “enfoca” al público. 6 personas quedan totalmente iluminadas. Otra de las secretarias fotografas hace algunas fotos de esa “escena” que Dante ha iluminado. Dante se dirige a la ventana donde está la notebook y el proyector y se queda ahí operando esos aparatos. Se produce una modificación en el tiempo. Ahora los sonidos e imágenes concentran la atención del público-rectángulo. Algunos se mueven, otros apenas conversan entre ellos. Dante va de un lado a otro en el patio, dá instrucciones, se sienta en la silla, opera su compu. Una secretaria se para frente mío y me dispara con su flash, le escribo algo y se lo dedico. Alguien ríe. El público se mueve, conversa, se distrae. Mucha cámara, mucha imagen, mucho sonido, mucho dispositivo. Algunos entran a la sala (o salen del patio, que es lo mismo). Voy a buscar otra copa de vino.

19:54hs

El de la máscara blanca toca un xilofón. Ahora la proyección (A) muestra las imágenes de lo que sucedió hace un rato en el patio…el pasado recientísimo. Estoy en la sala, no puedo salir, las puertas están atascadas de personas, miro por la ventana, el chico de la máscara ahora no hace nada, el pasado reciente en las paredes, me veo escribiendo ahí. Todos, el conejo, la máscara, las secretarias, están quietos en el patio. Ahora el de la máscara mueve una silla de metal, la hace sonar. Las secretarias se han sentado en el suelo, enfrentadas y escriben en un cuaderno que se pasan una a la otra. La silla suena más alto ahora, se mueve más rápido. El cuaderno de las secretarias queda en el suelo, ellas no. Dante apunta el reflector a una de las ventanas.

Algunos del público fuman. Sonidos, imágenes, dispositivos, máscaras, sonidos, sonidos, imágenes, imágenes. Dante apaga el reflector, le dá instrucciones a las secretarias, se acomoda el pantalón, mira a los músicos, está parado como “controlandolo todo” al menos es lo que me sugiere su postura. Ahora se sienta como en cuclillas, se lleva la mano al mentón, los dedos apoyados en el labio inferior, mira toda la escena como desde una lejanía. Como esos pintores de caballete cuando se alejan a ver su pintura. 34 segundos mirando “la escena” en la misma posición. Luego se levanta, dá mas instrucciones, la chica conejo manipula una lupa y hace aparecer en la proyección (B) un rostro adentro de un círculo . El rostro gira. Sonidos. Imágenes, sonidos, un rostro gira dentro de (B).

Enciendo un cigarrilo, las proyecciones giran y se mueven por las pàredes, parece que todos (conejo y máscara blanca y otro músico) improvisan.

El cuerpo, la postura, los gestos y el comportamiento de Dante es como de alguien que tiene “todo bajo control”. Algunas personas giran sus cabezas siguiendo las proyecciones de pasado recientísimo facturado. Todos estamos “incluídos” en las imágenes que giran. Hay otras proyecciones que se han vuelto abstractas, las secretarias y los músicos hablan entre ellos, los sonidos siguen. Una pareja del público se besa contra una de las paredes, sólo tienen un espacio entre ellos a la altura del cuello, todo lo demás se roza, incluso los pies. 3 personas fumando, yo incluída. El sonido se extingue, se oye la cajita de música. Alguien tose. Los músicos hablan entre sí. Mmuchas hablan, se paran, caminan. Una luz se enciende, Dante habla con las secretarias, abraza a los músicos. Pistas de que esto se acabó.

Voy a la sala, la pareja que se besaba en el patio ahora están sentados en el sofá. Paulina aparece y me da uno de los volantes, dice algo de una manifestación y de personas detenidas ilegalmente. Lo guardo dentro de mi cuaderno.

 Verónica Meloni

Agosto 2013.

aún 3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aún Sin Título – día tres-

 

Sala 2. Emmanuel Hernández.

Iluminación escénica que divide el espacio, gradas (en la sombra) enfrentadas al espacio iluminado.

Espacio iluminado: Objetos> una banqueta de aproximadamente 1 mt de altura, apoyada en la pared, sobre la banqueta un espejo rectangular de 30 x 70 cms aprox.

Bajo la luz, también, hay un baúl de madera cerrado, apoyado en el suelo.

Emmanuel está sentado sobre el baúl mirando hacia donde está el espejo. Del baúl sale una cuerda blanca cuyo extremo está atado al cuello de Emmanuel. Viste un traje entero, azul, de una pieza, similar al que usan los obreros.

19:28

La luz es muy tenue ahora.

La postura de E. es relajada, su espalda está curvada, las manos sobre las rodillas, sus piernas separadas, tiene algo en su rostro que no puedo ver desde mi posición.

El público ingresa en la sala luego de ser avisado y se acomodan en las gradas. Todo parece estar planeado así. Sólo se oyen sonidos de las personas acomodándose en las gradas. Hay dos documentadoras paradas en el límite luz/penumbra. Se mueven por el espacio y hacen registros. Alguien del público se acerca a mirar el espacio iluminado y lo que allí hay.

La luz se hace más clara.

19:35

  1. saca algo de su bolsillo, parece un papel. Parece que lee. Una línea divide la parte posterior de su cabeza en dos. Parece un elástico de esos que tienen las máscaras de cotillón. El papel se mueve, sus manos tiemblan. Guarda el papel y gira su cabeza hacia el público. Sí, tiene una máscara. La máscara es plateada, humanoide. Se la saca lentamente. Se para. Tiene manchado el traje con blanco en las partes de su cuerpo que se apoyaban en el baúl (cola, piernas) camina girando en torno al baúl en sentido antihorario, se para sobre el mismo (trepa con sus pies) y empieza a tirar de la cuerda, saca cuerda que hay dentro del baúl, de manera cada vez más esforzada, algunos de sus gestos son agresivos, cuesta que la cuerda salga a pesar del esfuerzo. E. tira de la cuerda con tanta fuerza que el baúl se eleva del suelo. Hay polvo alrededor de esta acción, que sale del baúl.

Emma respira con esfuerzo, su rostro está enrojecido ahora, sigue tirando de la cuerda, algunos de sus gestos los veo por el reflejo del espejo. Agarra un hacha (no sé de donde la sacó, no ví) camina hacia la pared del espejo arrastrándola en el piso, hace un gesto como de furia y le pega al espejo con el hacha pero sin furia (…) como un golpe contenido. Eso. El espejo no se rompe hasta que cae al suelo.

  1. golpea el baúl con el hacha. Saca un muñeco de adentro. El muñeco está vestido de manera similar a él. Lo levanta, lo tira al suelo, busca algo adentro del muñeco, a la altura del vientre. Saca unas tripas que parecen de algún animal, las tira al suelo y sale de la sala. Cuando pasa cerca mío puedo escuchar los sonidos de su respiración, agitada.

El público se retira de a poco. Emmanuel vuelve a la sala y saluda, agradece. El público aplaude.

19:47.

Voy a la sala 1.

 

Sala 1 Carmen Cachín.

19:49.

Entro a la sala. Carmen está gimiendo y temblando bajo un cuero de vaca. Está agachada, agazapada, bajo un cuero color beige o en esa gama. En el suelo. Su voz, esos gemidos, parece que imitan el mugido de las vacas. También en el suelo, cerca de ella, hay instalado un paño rojo producido con bordados, piedras, lentejuelas…que dibuja una curva roja en medio de la sala.

Hay una caja con elementos de costura y bordado. Carmen para de emitir esos sonidos, se quita el cuero de encima y lo arroja cerca de ella pero fuera de esa instalación: cuerpo/paño/caja.

  1. enciende un aparato de sonido que está a su derecha. Una voz que intuyo es la de Julián, su hijo, conversando con ella, cuando era pequeño. “el hombre que fue a la luna”

Carmen tiene el torso desnudo, una aguja en la mano derecha y una hebra de hilo negro en la mano izquierda. Está enhebrando el hilo en la aguja. Humedece la punta de ese hilo con la boca. Su rostro es limpio, ni una sola mueca. Coloca una lentejuela en el paño rojo con la aguja y el hilo, las puntadas son precisas, la mano derecha sube hasta el límite del hilo, se dibuja una línea negra y tensa, dos segundos y la línea cae, curva, desaparece. Su mirada fija en la puntada.

Ahora levanta su rostro, mira hacia el público y dice que no se pueden tomar fotos, que sólo se permite hacerlo a personas autorizadas.

  1. lleva puesta una pollera color tierra y un cinto a rayas negro y blanco a la altura de la cintura. Hay una luz enfocada/escénica sobre su cuerpo que abarca casi la totalidad de los objetos instalados.

Atrás de Carmen, a 3 mts, hay una mesa, una silla. Sobre la mesa un proyector apuntando a la pared posterior de la sala, una botella plástica de agua mineral, una copa de vidrio, una netbook, un velador.

La imagen proyectada es una ruta, autos que viajan hacia un punto de fuga.

En el extremo de la curva que dibuja el paño rojo, sobre el piso, hay una peluca oscura.

Carmen cose, corta el hilo con tijera, humedece la punta con los labios.

Se escucha a un Julián de –supongo. 3 ó 4 años. Una charla con su madre.

Carmen está envuelta con este sonido, que forma como un espacio contenedor de su acción, el aire se densifica con estas voces, percibo que algo nos contiene o abraza también….a algunos al menos.

Las lentejuelas reflejan luces rojas, circulares, ovaladas, sobre los pechos descubiertos de Carmen, sobre su antebrazo, su brazo, que sube y baja, puntada, línea recta 2 segundos y curva que desaparece. Brillos sobre su rostro también. Suena ahora una música. Me encanta, pero no sé qué banda es. Escribo que tengo que averiguarlo.

La voz de un niño en una grabación casera, la voz de una madre, una conversación, las luces de las lentejuelas sobre un rostro limpio.

Carmen se para, se coloca el cuero de vaca sobre la espalda mientras se agacha, lo agarra con las manos cubriendo su torso, lo cierra a la altura del cuello, su rostro se asoma un 50% fuera del cuero. Ella dice-grita-gime muouououououou o meaeaeaeaea

Muuuuuuuuuuuuuu maaaaaaaaaaaaaaaaaaaa (algo así) Un sonido sostenido.

Va hacia la mesa y cambia la imagen desde la netbook. Parecen imágenes familiares

Ahora Carmen dice que va a empezar la otra parte de la acción (10 años de performance en el espacio público, práctica expositiva y política), que es para los que estén dispuestos a pagar por presenciarla. Que será un pago a la gorra. Dice, también- que los que quieran quedarse busquen sillas.

Carmen se ha puesto un buso negro y la peluca del extremo de la curva roja, que era una extensión de cabello o algo así. Ahora está sentada, esperando a que el público se acomode.

Han quedado 18 personas en la sala.

Carmen agradece, y dice que espera que esto sea un diálogo, que le formulen preguntas, críticas…y comienza a presentar algo así como un portfolio. Cuenta sobre su trabajo, sus procesos, sus motivaciones, mientras se ven imágenes de eso que va contando.

Se han sumado 4 personas más.

 

Puedo detectar dos ejes en esta primera parte de su presentación, el primero es cómo la economía o el tema de los recursos económicos atraviesa su producción y el mismo relato. El otro eje es Julián.

ummmm, no.

No voy a escribir en esta crónica, sobre la disertación de Carmen (2da parte de su acción) quien quiera saber más sobre su trabajo, que se contacte con ella y que le pague.

………

Nota: me olvidé de registrar el tiempo.

 

Verónica Meloni

23 de agosto de 2013.

aún 4 a

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aún sin título día 4

Geri, Inti Pujol, Leandro Rodriguez Varela, Cecilia Luján.

 Sala 1.

Casi contra la pared posterior de la sala hay un grupo de 16 sillas que forman un rectángulo. El público va entrando y se ubica en las sillas y detrás del grupo de sillas, apoyados contra la pared, entre el grupo y la pared hay 1 mt de distancia.

 

Enfrentadas a este rectángulo de sillas, hay 3 mesas cuadradas con 1 silla cada una. Entre el rectángulo y las mesas 5 mts de distancia.

En cada mesa hay una copa con agua y un libro de la Colección de artistas cordobeses.

Hay 25 personas en la sala, todas en el rectángulo y detrás de él.

19:14

Sobre la mesa del medio hay un trozo de plato roto blanco, en el que está escrita la palabra “hola” con marcador negro.

La iluminación de la sala es general.

Dos personas se asoman por las ventanas que dan al patio, hay dos sentadas en el suelo debajo de las ventanas, cerca del grupo de sillas. Beben vino, leen, tienen papeles en la mano, conversan.

Entran dos personas a la sala (Leandro Rodriguez Varela y Cecilia Luján), se desnudan e intercambian su ropa.

Entra Geri y se sienta en la silla correspondiente a la mesa del medio (2). Lee el libro que está sobre la mesa. Entra Noel Arias y se sienta a su izquierda, en otra mesa (3). Noel mira el techo. Inti Pujol acomoda el cable de un prolongador. Lo enchufa, apaga algunas luces. Hay un bolso celeste sobre la mesa a la derecha de Geri (1)

Geri juega con el trozo de plato mientras lee. Noel cruza sus dedos, sus brazos están apoyados sobre la mesa 3. Inti saca un libro del bolso celeste y lo coloca sobre la mesa 1. Inti se desnuda. Noel sale de la sala. Geri lee. Inti se coloca una frazada beige sobre el cuerpo, hace algo con las copas, tiene puestas zapatillas. Noel entra con una frazada celeste y una cuerda.

Geri hace como que se desvanece. Noel lo ayuda a caer, le sostiene el cuello. El cuerpo de Geri cae. Inti y Noel lo cubren con la frazada. Inti bebe una copa de agua, derrama un poco, saca un secador de pelo del bolso, lo enciende. Noel ata el cuerpo de Geri con la cuerda. Inti pasa a mi lado, la frazada me roza, está mojada. Noel arrastra a Geri fuera de la sala. Inti mueve el sacador, que tira aire al aire, al libro. Hace correr las páginas de los libros con el secador de pelo.

Inti dice/emite el sonido aaaaaaaaaaaaaaaaa. Leandro y Cecilia ahora están vestidas con la ropa del otro.

Inti sigue diciendo aaaaaaaaaaaa mientras seca el libro. El sonido de su voz se hace más agudo. Ahora es eeeeeeeeeeeeeeeee. Acaba el sonido. Hay dos personas tomando fotos. Inti ahora apunta el secador al techo. Ahora tiene su mano izquierda levantada y seca la cabeza de la persona que tengo al lado, (yo estoy sentada en un vértice del rectángulo de sillas), ahora me seca a mí, en la cabeza. Apunta al público.

Inti ahora cubre las mesas con la frazada que tenía sobre el cuerpo. Mientras apunta con el sacador a las mesas, acomoda su ropa y las copas. Se viste, ahora tiene el secador colgando de su hombro, se acerca al grupo de sillas y personas, empieza a enrollar el cable, lo desenchufa, enciende la luz de la sala y sale.

Leandro y Cecilia siguen en sus lugares. Hay silencio, algunas personas se miran, algunas salen de la sala. Algunos conversan. En el patio hay risas, adentro algunas conversaciones. Las personas en las sillas del rectángulo están todas en sus puestos. Hay 25 personas en la sala.

19:47

Hablan despacio o en voz baja, algunas risas, ruidos de paquetes de galletas. Dos o tres personas se levantan y esa acción se contagia, se paran 3 más.

Escucho y anoto algunas de las conversaciones de un grupo de 5 personas:

-nos vamos? Qué otra cosa hay?

-parece que hay otra

-es la 1era vez que entro acá

-tenés que usar la cabeza

-algo de performance o algo así

-parece algo

-lo que me impactó fue el golpe en la cebeza del chico cuando se cayó.

-hay otro más

-sí

-lo veía cuando se golpeaba y me dolía a mi

-no te gustó?

-había olor a culo, jajajaja

-no sé, que se yó, fue su primera vez, ajajajajaja

-no estamos preparados aún para esto, en comparación con esto, el realismo, las secuencias.

-a mi me molesta que si miro o me doy vuelta me van a filmar

-es como realismo abstracto, o manierismo, no lo entiendo.

-no lo entendí, no me gustó, me quedé en el aula, jajaja

-yo lo que veo es como que lo hacen para ellos, no transmiten nada

-si transmiten pero no para nosotros.

Luego de escuchar y anotar estos comentarios, les pregunto al grupo si son estudiantes y me dicen que sí, “de 1er año de la carrera en la Figueroa Alcorta (escuela provincial de bellas artes), nos invitó venir un profesor”

…………

Verónica Meloni

30 de agosto 2013

aún 5 b

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aún sin título día 5

Sala 1 Melani Passardi.

Luz escénica.

Las gradas de la sala están enfrentadas a ese espacio iluminado.

Melani (M) está parada bajo la luz, a su lado hay un ventilador de pie encendido.

19:16hs.

M tiene pegadas en su cuerpo hojas de papel blanco, de block, de aproximadamente 10 x 15 cms.

M hace gestos corporales, es como si cayera pero no cae. Las hojas de papel se mueven, se separan de la piel, dibujan curvas, quedan adheridas por uno de sus bordes, los mas pequeños del rectángulo.

M lleva ropa interior roja de dos piezas. Su rostro está totalmente cubierto con su cabello. Ella comienza a hacer movimientos más rápidos, más intensos, más bruscos. Algunos papeles caen al suelo y se deslizan un metro y algunos centímetros.

Puedo ver que M abre la boca cuando una de los papeles pegados en su rostro se mueve por el aire del ventilador o sus movimientos. Así se van revelando algunos fragmentos de ese cuerpo.

M acomoda el ventilador, lo mueve. Ahora sus movimientos son mas lentos y pausados.

El público está conversando en el patio. Algunos advierten que la performance comenzó y entran. Se acomodan en la gradas. Se apoyan sobre las paredes.

M combina -o intercala- movimientos fuertes y suaves. Cuando sus movimientos cobran intensidad, los papeles caen. Ella hace que los papeles caigan con la ayuda de sus moviemintos, no usa las manos para quitarselos. Descansa. Respira. Comienza a moverse casi frenéticamernte. El sonido en la sala es de papeles que caen y se deslizan, de los papeles chocandose cuando M se mueve, de disparos de cámaras fotográficas (me pregunto si haré mucho “ruido” cuando escribo. Maru Gualiano está sentada a mi lado un escalón arriba en la grada, presiento algo pero no sé qué es, me distraigo de la performance para preguntarle a Maru si se siente bien. Maru ayudó en la producción de esta performance a M)

Hay 4 cámaras registrando la acción.

M se mueve muy rápido, emite algunos gemidos, está agitada. Algo de todo esto me contagia, estoy agitada. Afectada. Se puso todo borroso en mis ojos, estoy como dentro de una obra futurista y no enfoco. Cómo diablos hacer una descripción objetiva cuando conozco a estas artistas, sé de ellas, no me sale ser a-subjetiva acá. Lo intento. Pienso en las máquinas.

M está gimiendo, dando patadas muy fuertes en el suelo. Descansa. Más patadas. Respira. Frota sus piernas entre sí.

M tiene un solo papel adherido en su rostro.

4 en la espalda.

1 en el cuello.

2 en el brazo derecho.

7 en el brazo izquierdo.

7 sobre su vientre.

10 en su pierna izquierda.

16 en su pierna derecha.

M apaga el ventilador. Respira, parada, bajo esa luz.

Enciende el ventilador, cae un papel de su espalda.

2 de su brazo izquierdo.

Sus movimientos son suaves ahora.

Cae el papel que quedaba en su cuello. Un papel en la boca.

M se ayuda con las manos y quita casi todos los papeles bruscamente, quita tambien el cabello de su rostro, que se descubre y se muestra agitado, con gesto de esfuerzo.

Camina hacia la puerta de la sala, 6 papeles en sus piernas. Sale.

19:27hs.

El público sale de la sala hacia el patio.

…………………………………………….

 

Sala 2 Eva Ana Finquelstein.

Estoy en el patio tambien. Seba se acerca, le pido agua y me dice que en la acción de Eva /E) hay Campari. 19:33 hs

Bueno, mejor.

20:05

Se escucha música que sale de la sala 2. Personas varias y autorizadas entran y salen de la sala. Una chica nos invitaCampari, el entretiempo invita a hacer sociales.

20:10. Entramos.

Espacio: La sala ha sido convertida en un estudio fotografico. Una modelo con fondo negro, luces de estudio, un fotografo (Juan Falla)

Iluminación fuera del espacio-estudio.: 1 reflector que apunta al techo, una dicroica.

Eva está parada en medio de la sala mirando a la modelo (entre el “estudio” y el “living”)

El sonido es la misma musica que se oía desde el patio, pero no sabría decir que tipo de música es, como musiquita de boliche.

Juan (J) empieza a hacer fotos de la modelo.

Modelo: calza negra, zapatos de taco plateados, remera aún más plateada que los “tacos”.

E coloca unas botellas metalicas o al menos plateadas sobre un nylon negro que está en el suelo en el espacio fotográfico. J le dá indicaciones a la modelo. La modelo quema con un cigarrillo la remera.

Hay una cinta de papel pegada en el piso que divide el espacio (espacio para público-espacio para artistas?)

El público bebe Campari, están situados tras la línea de cinta, forman un rectángulo humano, parados, sentados en sillones. Conversan, algunos miran hacia la escena fotografica.

J habla con E. E acomoda las botellas. La modelo va haciendo lo que ellos le indican. Hace todo.

Un set de fotos de moda. Algo así. Ahora varias cámaras disparan de los dos lados de la línea.

20:15. musiquita.

Sigue la sesión. Hay 30 personas en el rectángulo-público.

E y J deciden sobre los gestos, las poses o posturas, la imagen de ese cuerpo.

Discuten entre ellos.

E va mirando el visor de la cámara de J. Como chequeando, a veces hace gestos de “ok”.

Termina el 1er set, la modelo se retira de la sala. Quitan el nylon negro.Ahora colocan un papel madera. Como fondo.

20:19 musiquita.

El público bebe, conversa, el sonido es fuerte, la modelo entra con una bata blanca.

Campari.

Fotos.

Modelo se acuesta sobre el papel, culotte negro, pezones tapados con cinta negra.

E le coloca unos caracoles sobre el torzo. La modelo tiene sus ojos tapados con el cabello.

Caracoles en la pierna de la modelo.

Comienza el set caracol.

3 caracoles pierna izquierda, 2 caracoles pierna derecha. fotos.

E quita los caracoles.

Acá cualquiera puede sacar fotos, no está restringido, algunos disparan y hacen sus propios registros.

20:28.

Bebo Campari. Una chica me registra con su cámara.

Hay un perro negro echado sobre la línea que divide set/público. Me encanta, se cagó en todos nosotros. 30% de su cuerpo sobre el espacio del set y 70% sobre el espacio del público. Su pecho sube y baja muy rapidamente, respira agitado, como si la velocidad de su respiración no correspondiera con su pose, tan quieto.

Perro negro sobre fondo negro. Esta es la foto.

Parece dormir, inhala-exhala, una montaña de piel cubierta de pelos que se eleva y desciende. Negro, gris, toda la escala.

Perro negro sobre fondo negro con línea blanca, en medio de la división espacial 70-30 de un set de fotografía en el marco de un ciclo de performance.

Algo de vida hay.

La modelo ha cambiado de pose. Tiene sus caracoles de nuevo, no sé, no ví.

Ahora hay 20 personas en la sala 2. El rectángulo humano se ha despoblado un poco.

El público observa de vez en cuando el set. Muchos conversan, pocos miran.

Más disparos de cámaras. Otra pose. Caracol espalda. Base negra. Modelo sentada. No describo, me relajo acá con las imágenes, seguramente veremos esos registros y dirán mejor que yo. Mi Campari está muy rico. El papel madera se ha caído.

La imagen perro negro sobre fondo negro con línea blanca desaparece, se desmorona ante mis ojos cuando la gestora del espacio advierte la presencia del can y lo saca.

Algo se está acabando acá, al menos para mí.

El set sigue.

20:36. musiquita.

E habla con la modelo, ella sale de la sala. Retiran el papel madera caído. E y J se saludan.

Musiquita

Colocan ahora un fondo gris. Algunas personas se retiran de la sala.

Parece que no pasa nada, pero pasa mucho…al menos para el observador contratado…o si se tiene la creencia de que todo es planeado/dirigido/pensado y ha salido como tal.

La experiencia, el acontecimiento, la participación, la simultaneidad, el azar,, bla bla bla.

Que no nos falte la creencia. Ni el Campari.

En fin.

Básicamente (como comienzan diciendo los artistas cuando explican su obra) estamos asistiendo a un proceso de producción de imágenes de moda en un contexto de exhibición de arte contemporáneo, en este caso, un ciclo de presentación de performances.

Salgo al patio a fumar, en el camino me encuentro a la modelo con bata blanca.

En el patio hay 20 personas. Sociales.

Entro e nuevo a la sala 2. Modelo fondo gris bata blanca. E arroja un paño blanco al aire de manera que este entre en el encuadre.

Sigue el set.

Otra pose modelo bata blanca otro paño que vuela entra en el encuadre y sale.

20:47

Otra pose modelo bombacha blanca espalda. “Listo” dice J.

Musiquita.

Tela entra tela sale. Hay 6 personas haciendo fotos 3 en espacio set y 3 en espacio público.

Empate.

Público conversa. Se apagan las luces. Besos. Saludos breves. El público sigue conversando. Campari sigue.

No hay reacciones del público como de “esto se acabó”. No hay aplausos.

Pero se acabó. Las personas conversan, la músiquita sigue.

Cierro mi cuaderno de apuntes.

Salgo.xxx

……………………

 Verónica Meloni

Set 2013.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s