Deja un comentario

Residencia en Semilla Salvaje

Semilla Salvaje es un proyecto de Isabel Caccia afincado en el Cerro Ñu Porá, en Río Ceballos, Córdoba, Argentina. Esta zona llamada sierras chicas comprende ciudades como Unquillo, Salsipuedes, Agua de Oro, Villa Cabana y Río Ceballos, lugares con una gran oferta cultural organizada por proyectos autogestionados.

En Semilla Salvaje se pueden hacer cursos de Cerveza Arte-sana, Reiki, y bioconstrucción, su fuerte es el arte y la permacultura.

Para este verano Isabel Caccia y Nilda Rosomberg proponen la residencia Dibujar naturaleza: poesía y percepción que se llevará a cabo del 6 al 8 de enero de 2016.

También se inaugurará una galería a cielo abierto.

 

12509908_10153483819898655_6440184443885049628_n

Para ver las bases visitar: CONVOCATORIA SEMILLA SALVAJE

A raíz de este proyecto le hicimos algunas preguntas a Isabel Caccia.

¿Cómo se gestó Semilla Salvaje?
Semilla Salvaje se gesta como continuidad de mis gestos cotidianos,
donde la muerte de mi madre se transmuta en el encuentro vital con la
madre tierra.

¿Qué buscás con este espacio?
El propósito es regenerar el ecosistema y el tejido humano que lo integra.
Mi visión se ubica desde el arte y la permacultura social lo cual
implica una experiencia íntegra de vida, es por ello que las
propuestas que realizo desde aquí son vivenciales. Para comprender
esta dimensión hojaldrada y sus vínculos internos es preciso
respirarla, saborearla, habitarla por un tiempo.
Me interesa que las personas que arriben aquí tengan acceso al
proceso constructivo y sean partícipes, tal vez algunos se asusten con
este caos aparente que siempre ha caracterizado mi taller, pero creo
una experiencia enriquecedora entrar a la cocina de la chamana y tener
acceso a sus gestos y pócimas.

¿Qué hay de arte en la permacultura y como vinculás ambas cosas en Semilla?
La permacultura tiene tantas formas de ser comprendida como
permacultores existan.
Interpreto desde el arte ciertos gestos que proponen una realidad
alternativa a esa cultura corrosiva con fecha de vencimiento visible
por sus síntomas.
Traigo hasta aquí el equipaje con el cual viajo una vida de arte y lo
despliego en una época post apocalíptica donde ciertas verdades han
caído y son sustituídas por otras, más alineadas con una cosmovisión
íntegra y vital.

¿Qué esperás de esta experiencia de Residencia?
Me interesa acentuar el rol del arte en el contexto local con
resonancia global y así inaugurar una galería de arte a cielo abierto
en la cima del cerro Ñu Porá de la Reserva Hídrica los Manantiales.
Lo que resulte de la residencia será sorpresa, aunque me motiva que
durante la convivencia inmersa en la naturaleza los artistas alcancen
niveles de inspiración y creación elevados, me predispongo para que
así sea.

Cómo abordarán la experiencia de la acción en relación a la propuesta cuerpo-paisaje, paisaje-cuerpo?
El paisaje hidrata al cuerpo con infusiones de yuyos nativos y cada
cuerpo dialoga con el paisaje destilándose en caminatas por el monte,
sembrando nuevas creaciones en el interior de cada uno. Isabel Caccia
“ Vamos a trabajar la relación paisaje cuerpo a través de ejercicios
de percepción del propio cuerpo y del entorno. Haremos algunas
prácticas simples de chikung y ejercicios de activación de las
sensaciones, registros en dibujo, búsqueda y traducciones personales
de como el paisaje dialoga con el cuerpo y que modos poéticos
encuentra cada uno en su exploración” Nilda Rosemberg.

Más sobre este proyecto y su propuesta cultural en su Fan Page de Facebook