Entrevista a Paula Paez

Réquiem para el Cabaret Voltaire es un ciclo de Performance afincado en el Teatro Bataclana de la ciudad de Córdoba – Argentina,  está organizado por Paula Páez. Réquiem y Aún sin título me parecen proyectos con muchas similitudes, así que le envié una tracalada de preguntas a Paula  y aquí van las preguntas y respuestas.

SSG.

REQUIEM III 2015(1)

Gráfica Réquiem para el Cabaret Voltaire. 2015

AST: En qué año comienza Réquiem y qué fue lo que te motivó a generar este espacio de exhibición de arte de acción en Córdoba, Argentina?

PP: Comienza en el año 2013, en mayo.Y lleva tres ediciones.  Motivaciones fueron varias. A nivel personal, tuve la necesidad de generar un proyecto que realmente me entusiasmara  y que dialogara con la lógica propia del funcionamiento del espacio . Y ese entusiasmo venía desde un lugar de curiosidad y también desde la ignorancia de lo que estaba pasando en Córdoba en relación al arte de acción.

Por otro lado, para  Bataclana, significaba abrir el espacio a cosas nuevas y a un público nuevo y en su momento tuvimos como premisa , casi como misión autoimpuesta, “abrir los espacios de difusión de ciertas prácticas artísticas “ que veíamos encapsuladas en algunos círculos muy cerrados. Hoy esa visión me parece bastante soberbia y ambiciosa. Por suerte el proyecto fue madurando y ya no pretende ser más ( ni menos) de lo que es. Un espacio de exhibición en formato de festival anual, con todo lo que eso implique.

CRISTY CORTEZ

AST: ¿Cómo funciona Réquiem dentro del teatro Bataclana?

PP: Réquiem tuvo que ganarse su lugar  dentro del propio espacio. Y con esto no me refiero a que hubiera dudas respecto a hacerlo o no , o condicionamientos de algún tipo, pero sí hubo cuestiones propias del arte de acción que resultaban poco convincentes o comprensibles para el resto de los bataclanos, todos provenientes del mundo del teatro.  Creo que algunas de esas dudas siguen , sin embargo hoy  Réquiem  se valora  como un buen proyecto y con posibilidades de seguir creciendo, y eso nos gusta a todos.

AST: ¿Cómo es el proceso curatorial del proyecto?

PP: Por ahí proceso curatorial le queda grande. Pienso  que es gestión  que empezó intuitivamente y que ha ido madurando con cada edición. Es una prueba y error constante. Réquiem es una plataforma de investigación de sí mismo.

Con respecto a los artistas, son convocados por invitación, les envío la propuesta por escrito , que es un texto que escribí el primer año y al cual le fui agregando y/o modificando puntos, tratando de no dejar nada librado al azar ( aunque suene poco posible).

Generalmente la invitación es al artista y en algunos casos ha sido a una propuesta en particular. Algunos artistas fueron sugeridos por otros y también los invité. Como el eje del proyecto es la forma misma de la performance o las formas dentro de la forma, intento que haya variedad en los artistas convocados y en sus propuestas. Es decir, videoperformances, escénicas, registros sonoros, en la calle, duracionales, participativas, etc.

Algo que me gusta y que pretendo mantener es que los artistas que ya participaron, vuelvan a estar. Esto porque, por un lado, se genera un fuerte vínculo , sobre todo con los artistas que formaron parte de la primera edición y volvieron a participar. Por ellos tengo un cariño muy especial que viene de haber construido algo juntos. Y,  por otro lado, creo que volver a participar permite cierta continuidad de la obra, como si fuera una acción que sigue de un año al otro, que se pone en pausa durante un año y luego retoma.

En relación con las obras, al no haber temática específica, los artistas proponen y si es viable en términos de tiempo, espacio y técnicamente, se hace. He intervenido muy pocas veces en decisiones artísticas.

En general se proponen reuniones previas grupales, pero nunca han sido con la totalidad de los artistas, asique son más bien “citas” con cada uno para conversar sobre las ideas o cuestiones organizativas.

Luego, el resto es gestión, decidir el orden de aparición en base a las propuestas , tratando de seguir cierto ritmo , porque son muchos artistas en una misma noche, entonces, se divide en tres módulos y cada segmento tiene un tono particular, a veces imperceptible, otras veces más evidente.

Hay ciertas certezas que fueron apareciendo en estos años. Saber que hacemos lo que hacemos por decisión de hacerlo así.

Una vez me dijeron que no es curaduría amontonar a un montón de gente a hacer lo que quiera. Y puede ser que no lo sea, pero ese “amontonamiento” de gente, dejó de ser algo casual o inconsciente y pasó a ser una característica propia del proyecto .

ELI FERRARI

AST: ¿Cómo relacionás Réquiem con la escena local de Performance? ¿Qué otros proyectos similares te interesan? (de acá o de dónde sea)

PP: Creo que Réquiem ahora  tiene un lugar dentro de la escena local, y este año con la presentación del “vivo” de la obra de Manuel Molina, tuvo un crecimiento en la difusión muy importante. Y a la vez un reconocimiento que antes no,  lo cual es muy gratificante. De todas maneras es importante recalcar que se vive un momento de mucha exposición en general de la performance, y todos los proyectos están teniendo el mismo nivel de visibilidad.

Por otro lado, al participar muchos artistas de varias generaciones, Réquiem también hace un paneo general de lo que está pasando dentro de la escena, muchos de los artistas participantes son los mismos que estàn accionando permanentemente en otros proyectos.

Respecto al público, yo digo que se fue especializando, el primer año el espectador promedio era estudiante de teatro o de artes visuales y las últimas dos ediciones fue más intelectual,artistas reconocidos de Còrdoba.Nos pusimos más cholulos.

Proyectos similares me interesa Preña Mutosi, más que nada por la libertad con la que se manejan, me refiero a cierta cuestión desprejuiciada, desacartonada y porque tienen una energía genial para organizar sus ciclos  y son muy prolijos para trabajar.

Aun sin titulo fue el ciclo de referencia para Réquiem y para mí, y creo que para casi todos los proyectos emergentes actuales. Lo veo como un proyecto serio e inteligente, y que es formativo para el resto de nosotros. Me gustan las propuestas que se instalan, creo que así se construye, desde la permanencia .

El año pasado pude conocer virtualmente Perpendicular, el proyecto del brasilero Wagner Rossi Campos y me encantó también.

SOFIA T.K

AST: ¿Porqué un evento de una sola noche?

PP: Como todas las demás cuestiones de Réquiem, al principio fue una prueba y luego una  decisión. Creo que para poder continuar un proyecto hay que tomarse el tiempo que uno crea suficiente para que madure , para reflexionar críticamente sobre lo que se hizo , y en mi caso eso me lleva un año. Y está el tema de encontrar placer en lo que uno hace y en ese sentido,  me parece más que suficiente una noche.

Por otro lado, desde el lado del “evento” en sí mismo , es hasta estratégico: durante todo el año hay muchas diversas y buenas propuestas de performance, asique me parece bien que cada una tenga su tiempo, asì como los artistas son muchas veces los mismos, el público tambièn y no es cuestión de empachar a nadie.

AST: ¿El espacio teatral ha sido un condicionante para trabajar?

PP: Sí. Totalmente. Para pensar el proyecto en una primera instancia y para el trabajo de cada artista. La sala de teatro tiene esa cosa del espectáculo y el escenario , una disposición particular del espectador, un clima que se genera de solemnidad por momentos y de mucho show por otros. Hasta la cuestión de “ dar sala” ,los telones, el pasar la gorra..

Y genera una actitud distinta del espectador , una predisposición especial para lo escénico.

Y las propuestas de los artistas, la mayoría es condicionada por el espacio y el uso de los recursos técnicos que son más propios del trabajo teatral.

AST: ¿Cómo se relacionan Réquiem y tu trabajo como curadora y artista?

PP: Muy directamente.A partir de Réquiem surgieron otras propuestas de gestión dentro y fuera de Bataclana, de performance y no, y lazos con artistas, interès por formarme en ciertas áreas que tienen que ver con la curaduría o la performance,prestar atención a otros proyectos, etc.

Como artista,  gracias a andar “ por los alrededores” de la performance,  asumí la acción como parte fundamental de la producción de sentido en mi trabajo, aunque  no me lleve bien con estar frente a un público ni haga performance como tal.

MARCANTONI JESICA

AST: ¿Qué sensaciones has experimentado en las veladas de Réquiem?

PP: Muchas y distintas. Expectativas, ansiedad, emoción, alegría, cansancio, dudas, enojo conmigo misma cuando algo salió mal o no pude manejarlo como esperaba.También he sentido una sensación bastante ridícula de estar siendo evaluada, de tener que demostrar algo.Creo que este año fue la primera vez que lo disfruté, que ví todas o casi todas las acciones. Igual me queda aùn para resolver el tema del público, sigo demasiado pendiente y eso no es bueno para el proyecto pensandolo a largo plazo. Todavía falta crecer en ese sentido me parece.

AST: ¿Qué es performance para vos?

PP: Para mí es el “estar haciendo”. El gerundio ando iendo .La acción Y que esa acción se constituya como obra. Es demasiado simplista mi definición pero yendo a lo básico, realmente no creo que haya muchos requisitos más. Posiblemente sería bueno agregar que es cercano a la noción de la presentación  en contraposición a la representación, aunque también es discutible el tema de la representación. Finalmente creo que todo en el arte es de alguna manera u otra una especie de ficción.

AST: ¿Hay alguna obra de acción que te haya transformado o que aún tenga resonancias en tu cotidiano?

PP: Sí, más que una acción , una premisa, la de Francis Alys  “ a veces el hacer algo no lleva a nada”. Estoy trabajando alrededor de eso últimamente.

Han habido otras, que me quedaron rondando en la cabeza y que realmente cambiaron mi modo de entender el arte, gestos mínimos ,acciones muy simples que tienen un concepto muy complejo atrás . Esas son las que más me gustan.

REQUIEM I 2013

Gráfica 2013.

AST: Si tuvieses que escribir una historia de Performance desde tu mirada personal, qué artistas serían imprescindibles?

PP: Qué dificil. Si tuviera que escribir una historia de la performance, supongo que serían imprescindibles aquellos artistas que “abrieron la cancha”, en cada momento histórico o “ estilístico” ( si es que se puede hablar de estilos) de la performance,que me parece que hay muchos y variados, pero no sabría qué nombres poner.

Nota: Las imágenes publicadas en esta entrevista son cortesía de Réquiem para el Cabaret Voltaire.