Entrevista a Lucrecia Requena

El año pasado (2015) Aún sin título y Peras de Olmo (Espacio dedicado al Arte de Acción de Buenos Aires) estuvimos en diálogo realizando algunos intercambios, uno de ellos fue una curaduría de artistas de Córdoba que se presentó allí (Ana Volonté, Indira Montoya, Manuel Molina y Lucrecia Requena).

A raíz de esa presentación les hice algunas preguntas a las artistas que se presentaron en vivo en la galería. Aquí va un ida y vuelta de preguntas con Lucrecia Requena.

Soledad Sánchez Goldar.

DSC_0866

Persistir en permanencia. Registro fotográfico de la acción Ana Volonté. Peras de Olmo 2015.

 

AST: ¿Cómo pensaron sus acciones sin conocer el espacio de Peras y si el espacio modificó alguna de las ideas iniciales que llevaron al espacio?

LR: Persistir en permanencia es una pieza que veníapensando con anterioridad, previo a la invitación a participar de Presencia/Presente en Peras. Es un trabajo que viene concatenado con dos anteriores, por lo cual la invitación me encontró en un momento del proceso. Desde estas obras hay una necesidad esencial de trabajar con el relato ajeno y la presenciadel narrador como punto central. El espacio, en un principio, no es preponderante,solo oficia de contenedor o de soporte para el mismo. Por lo tanto no conocer el lugar con anterioridad no fue significativo. Por supuesto que el espacio no es meramente una locación, es un elemento cualitativo importante que terminará, adrede o no, afectando la acción.  Teniendo en cuanta ello, y dadas las condiciones, estaba dispuesta a que eso ocurriera, en un principio preponderar la idea ante todo y dejar que, llegado el momento, el espacio saliera a relucirla o deslucirla.

No fui con la propuesta muy programada, tampoco totalmente cerrada, más bien con la idea esbozada y con el material con que quería trabajar: documentos Word cargados en un pequeño pendrive y la fotocopia de “Infancia en Berlín. Hacia 1900” de Walter Benjamín. Me fui confiando en que en esos dos o tres días la idea cerrara allí mismo. El viaje nocturno hacia Buenos Aires, encontrarme con Indira, caminar y conversar; encontrarme con ese hogar edificado encima de un cubo blanco,Graciela y su familia: otros relatos, sus comidas, el café. Y seguir charlando. Toda esa experiencia, fue encontrarme con el espacio de Peras, y por supuesto ello no pasó desapercibido. Allí la idea decantó. A mi parecer tomo la forma y consistencia precisa que debía tomar.

AST:¿Qué les interesaba trasmitir con estos trabajos?

LR: Estos trabajos son una serie de indagaciones que me interesan transcurrir a nivel poético y discursivo. El Ahora Consumado, Un deseo: seguir narrándonos y Persistir en permanencia, buscan escabullirse en el mundo de las memorias, atendiendo las miradas singulares de los sujetos frente a la propia existencia; el cuerpo como portador y transformador de historias, a la manera de  archivos en permanente mutación. Es crucial el relato como elemento que constituye memorias, vital ejercicio de los individuos y sus comunidades, emplazado en forma de rituales de persistencia.
Más que transmitir me interesaría conmover, esa es la acción que me gustaría generar en el otro a través de estos trabajos.  Como considero que es un deseo y aspiración de importante tamaño, lo más cercano y asible es compartir este planteo con un posible otro, y así invitarlo a pensar – nos como sujetos sensibles, a partir de las miradas sobre nuestras vidas y las experiencias que nos enfrentan a las cualidades más humanas.
No deja de ser un deseo de importancia.

AST: ¿Influenció en la decisión de qué mostrar estar fuera del contexto de Córdoba?

LR: No demasiado. Había un interés concreto por seguir indagando sobre una línea de trabajo, por lo cual no se trató de elegir qué mostrar, sino de seguir con un proceso que estaba abierto.
Sí considero que influencio el hecho de movilizarme del contexto familiar,  que haya un viaje de por medio y un lugar “desconocido” como últimotérmino. Por lo que no fue una influencia a priori, es decir en el momento de decidir con qué ir,  sino, en todo caso, las circunstancias afectaron o transformaron el proceso con el que iba.

DSC_0868

Persisitr en permanencia. Registro fotográfico de la acción Ana Volonté

AST: ¿Qué aporta este trabajo que hiciste para esta curaduría en tu corpus de obra?

LR: Persistir en permanencia, en este momento lo leo como parte de un proceso de trabajo que despertó hace ya algunos años,curiosamente teniendo lugar en Aun Sin título del año 2013, con El Ahora Consumado.

Por lo general mis participaciones en festivales o propuestas, invitada o convocada, son a través de trabajos que vienen de un proceso o resolución inmediata, ya que el ritmo y la dinámica que ofrecen tales contextos me impiden desarrollar un tipo de proceso más concentrado. Sumado a que con la reciente tarea en gestión que vengo desarrollando, se complica disponer de tiempo para la producción; hace un tanto difícil encontrar las condiciones que requiero para desarrollar estos trabajos. La invitación a participar de la curaduría, fue la oportunidad que estaba esperando para dar lugar a esta indagación, y llevar a cabo este proceso. Ya lo fue desde la propuesta y la elección de artistas, que a través de sus obras presentan  tópicos desde los cuales me interesa cuestionar mi obra, y por supuesto, asítambién tener la oportunidad de intercambiar y dialogar con los propios realizadores.

Paralelamente el contexto que se ofreció, tan amable y hogareño, tan dispuesto a generar condiciones particulares para el desarrollo de los trabajos, no son cuestiones que pasan desapercibidas a la hora de trabajar sobre el proceso.

Poder llevar a cabo esta obra y, consecuentemente, ahora contar con la posibilidad de seguir pensando a partir de lo que sucedió ese día, fue muy importante. Y para ello la iniciativa que se tiene desde la propuesta, tanto previo a la presentación como en la posproducción, que motiva e insiste en volver al trabajo, repensarlo y escribir sobre ello, es fundamental ya que permite  consolidar las bases de las propias indagaciones y profundizar en la obra.

AST: ¿Cómo convivieron los trabajos, desde su mirada, durante el hacer?

LR :Recuerdo que me sentí muy observadora de las distintas situaciones y trabajos. El mío tuvo lugar al finalizar, por lo cual me dio la posibilidad de ver los demás con toda la atención. Siento que tanto mi acción y como mi forma de estar se vieron afectadas por el trabajo de Indira: desdelas conversaciones que se dieron lugar en eldía anteriorhasta presenciar, junto con Graciela, la situación de abrir la urna con los restos de su padre.
Las dos hablando de la muerte, ambas con restos, con documentos que acreditan la existencia.
Por otro lado, me pareció importante acceder previamente al texto de obra de cada compañero. Fue interesante contar con esa información, ya que la lectura no solo daba herramientas  para receptar el trabajo de ellos y contextualizar el propio en relación a aquellos, sino que abría otros panoramas que directa o indirectamente terminaban influenciando.
Me sentí satisfecha al ver quelas obras funcionaban en contacto y hasta se contaminaban mutuamente, generando otras perspectivas de lectura. Particularmente sentí una gran conexión y dialogo entre mi obra y la de Indira, como dije más arriba, me afecto en lo previo y en el post. Lo considere como otra conversación más. De hecho su acción fue una especie de ritual de permanencia, por lo cual, de alguna manera,  trabajamos desde y con los mismos elementos pero a través de  diferentes operaciones y formatos.
Los videos, tanto Vanitas como Single Ladies, datan de una belleza y estética visual muy atractiva. Funcionaron como contrapuntos consistentes frente a lo desarrollado en vivo. Sobre todo el juego entre Vanitas y el trabajo de Indira, que por un momento se dieron en simultaneo.

AST: Evaporarse, ¿qué sentís en relación a esa palabra?

LR: La primera palabra que vino a mí fue“desaparecer”.
Pienso en aquello que fue y no dejo huellas.
Algo aéreo. Lo casi imperceptible que queda suspendido en algúnmicro espacio del tiempo. Un aroma, un sonido. Como los recuerdos recurrentes que se activan con un aroma especial: el olor a torta que nos lleva a los domingos de invierno; o con un sonido: la ocarina del heladero que recuerda las siestas del verano con las cortinas desatadas, las panzas al descubierto y un silencio solo de las palabras, donde el viento hace saberse en las hojas de los álamos.
Evaporarse. La sensación que uno tiene o desea cuando dadas las circunstancias le gustaría irse para no volver: irse bien a la mierda!

Tiene algo de aire y de agua; algo de hombre invisible; algo del deseo del niño en el juego de la imaginación; algo en la duda del tiempo: fue o no fue? Habrá sido así?
Algo en la invención de aquel que recuerda.

Definitivamente una ausencia suspendida en el tiempo. Un rastro indefinido en el aire. Un acto vital y cíclico. Evaporase para perder el cuerpo y ascender para luego dejarse caer y desplomarse en el piso, y volver con el mismo cantito.Como si se tratase del agua de las lluvias y los procesos que permiten nuestra existencia y la de otros seres microscópicos.

Perder, ascender, desaparecer, romper, ir a la mierda, jugar, desear, caer, irse, volver, irse.

La performance Persistir en Permanencia fue presentada en el Volumen XXIV de la Serie curatorial Open field / campo abiertO – Laboratorio de acciones 100XSiento del espacio Peras de Olmo – Ars Continua de Buenos Aires > Presencia / Presente. 2015.